Hidrovía Federal: ¿qué pretenden de la futura concesión las siete provincias que la integran?

08 septiembre 2020

Los objetivos de las siete son tan variados como semejantes y la danza de intereses no sólo involucra a las grandes empresas agroexportadoras de la zona de Rosario.


Durante el acto realizado a fines de agosto el presidente lanzó su propuesta de Hidrovía Federal.


Adrián Luciani

argenports.com

   La decisión de Alberto Fernández de reservar para la Nación y las Provincias el manejo de la Hidrovía, a través de una nueva empresa estatal que se encargue de su administración, continúa siendo motivo de polémica y debate.

   Por un lado están quienes defienden la postura del gobierno, argumentando que los ríos Paraná y Paraguay no pueden quedar en manos de un grupo de empresas agroexportadoras asentadas en cercanías de Rosario. Son los que opinan que el cambio debe apuntar a lograr acciones que generen un crecimiento armónico en las distintas regiones de esa gran autopista fluvial. 

La nueva empresa estatal, que tendrá una participación de 51% en manos del Estado nacional y 49%  7 provincias, controlará los procesos de licitación y “podrá llevar adelante obras complementarias y accesorias a la Hidrovía”.

   "Pretendemos que no sea solo un eje exportador entre Santa Fe y Rosario sino que sea un eje y un factor de desarrollo desde Formosa y Misiones hasta el Río de La Plata", dijo el ministro de Transporte, Mario Meoni.

publicacion del ministerio de transporte sobre la hidroviaPublicación del ministerio de Transporte de la Nación sobre la nueva propuesta para la Hidrovía.

   También señaló que en esta nueva conducción de la Hidrovía estarán representadas “cada una de las cámaras, los sectores exportadores, los productores primarios, las asociaciones diversas de productos alimentarios, las cámaras vinculadas al sector naviero, los trabajadores y las universidades".

   Por otro lado, y como era de esperarse, la nueva empresa estatal, que tendrá una participación de 51% en manos del Estado nacional y 49%  7 provincias, controlará los procesos de licitación y “podrá llevar adelante obras complementarias y accesorias a la Hidrovía”, viene generando numerosas críticas y comentarios adversos en el arco empresarial.

hidrovia rio parana

La Hidrovia mueve cada año un negocio productivo de miles de millones de dólares.

   Los mayores temores giran en torno a un eventual encarecimiento de los servicios y a un mal manejo (léase burocracia estatal y fines político – partidarios) de los recursos. A estas críticas se sumaron legisladores del Juntos por el Cambio, 

   ¿Pero qué quieren obtener las provincias de esta nueva versión de la Hidrovía?   ¿A qué "regalías" apuntan? Hay objetivos comunes pero también propios de cada territorio.

Buenos Aires

   Sus pedidos giran principalmente en torno al dragado del puerto de San Nicolás y de su acceso. Luego le siguen obras similares en las terminales de Zárate, Campana, que si bien están a la vera del río, para ellos también es clave la Hidrovía y Escobar.

   El gobernador Axel Kicillof, definió como “un gran paso” a la decisión del presidente Alberto Fernández de poner en marcha el Acuerdo Federal de la Hidrovía Paraná-Paraguay.

   Luego dijo que para Buenos Aires es una tema muy importante dado que todo el litoral bonaerense sobre el Paraná, la zona de Zárate- Campana y de San Nicolás, tiene una actividad económica muy fuerte.

   Pero Kiciloff fue más lejos aún anunció la profundización a 40 pies del canal Magdalena,  un viejo proyecto para que los barcos eviten el Canal Punta Indio que es compartido con Uruguay.

   “Se va a completar también el dragado del canal Magdalena que permite que el Litoral de Buenos Aires tenga salida por otros puertos”.

   Esto trajo lógico entusiasmo en puertos como Mar del Plata, Quequén o Bahía Blanca ya que la ejecución de este canal no solo acortaría la navegación entre el río Paraná y los puertos del Atlántico, sino que potenciaría el tráfico de cabotaje entre el norte y sur del país.

Mapa Hidrovia Paraná Paraguay

Esquema de la Hidrovia y sus distintas profundidades. Gentileza El Litoral.

Santa Fe

   Precisamente desde los puertos del sur de esta provincia salieron las principales objeciones a la creación de una empresa estatal que administrará la Hidrovía.

   Los temores giran en torno a si el nuevo ente, con un marcado acento político, terminará generando costos que terminen poniendo en riesgo la competitividad el sector agroindustrial exportador.

   Las objeciones fueron planteadas miembros de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR), la Cámara de Puertos Privados Comerciales (CPPC), UIA y  Cámara de Actividades Portuarias y Marítimas (Capym), precisamente desde donde surgió tiempo atrás una propuesta concreta para licitar y profundizar (principalmente hasta Timbúes) y conducir la Hidrovía generando menores costos.

   “No hay que romper lo que funciona bien”, señaló Alfredo Sesé representante de la Bolsa de Comercio de Rosario y en el mismo sentido se pronunció el presidente de la Cámara de Puertos Privados de la Argentina, Luis Zubizarreta, en declaraciones al diario El Litoral.

   “Nos preocuparía si hay una intervención del Estado en algo que funciona bien. Nuestro estudio concluye que se puede hacer una mejor Hidrovía con un costo más bajo”, dijo.

   Zubirarreta puntualizó que la provincia está “involucrada fuertemente y el gobernador (Omar Perotti demostró conocer el tema”

   En cuanto a la obra de dragado del canal Magdalena, opinó que “lo importante es que no haya subsidios de obras periféricas que no tienen repago por parte de un sistema que funciona autofinanciándose sin aportes del Estado”.

  Perotti, por su parte, no se ha manifestado públicamente sobre este choque de intereses entre los exportadores de su provincia y el nuevo proyecto federal lanzado por el gobierno.

   “Esperamos seguir ofreciendo menos costos y garantizar un calado permanente de 10 pies de Santa Fe hacia el norte, para que las barcazas puedan traer los productos de las provincias litoraleñas y también del interior, por camión hasta nuestros puertos", se limitó a decir.

Puerto de Ibicuy Entre Rios

Puerto de Ibicuy, en la provincia de Entre Rios.

Entre Ríos

   La actual administración provincial  tiene todo su esfuerzo puesto en lograr acceder a la hidrovía como mínimo, con los puertos de Diamante e Ibicuy  y, como casi todas las otras, aspira a convertirse en un nodo logístico para la Mesopotamia.

   En tal sentido Entre Ríos quiere que se profundice el canal de navegación de Puerto Ibicuy y llevar a 32 pies el calado del puerto de Diamante.

   En esa marco, constituye una aspiración concreta equiparar en calado al Paraná Guazú – Bravo Talavera (que llega a Ibicuy) con el Paraná de las Palmas.

Puerto de Barranqueras Chaco

Barranqueras (Chaco) va en busca de dragado, balizamiento y mantenimiento.

Chaco

   Chaco no es precisamente una de las provincias que vaya a conformarse solamente con pertenecer a la Hidrovía y a recibir el mantenimiento que requiere el río Paraná al norte de los puertos de Rosario.

  Entre sus principales objetivos figura el dragado del riacho Barranqueras para que el puerto esté operativo las 24 horas, los 365 días del año, como suele decir el gobernador Jorge Capitanich.

   Precisamente a comienzos de año la firma Jan de Nul presentó una inicativa privada para el dragado de apertura, mantenimiento y balizamiento de ese sector, en una extensión de 14 kilómetros, aproximadamente.

   La propuesta incluyó una obra de dragado de apertura de un canal de 60 metros de solera y 10 pies de profundidad, más dos pies de revancha del riacho Barranqueras y la operación, balizamiento y mantenimiento por un plazo de hasta 20 años.

   Capitanich sostiene que Chaco tiene una ubicación estratégica en el nodo logístico de la hidrovía Paraná – Paraguay y obviamente viene reclamando, por lo bajo, un protagonismo acorde, a tal punto que también está entre sus objetivos la optimización también del nuevo puerto de Las Palmas, en el río Paraguay.

puerto de la ciudad de corrientes

Con 700 kilómetros de acceso al Paraná, Corrientes también apuesta por sus puertos.

Corrientes

   El gobernador Gustavo Valdés también aspira a sensibles mejoras porque Corrientes tiene 700 kilómetros de acceso hacia el río Paraná, desde la desembocadura del arroyo Itaembé (Ituzaingó) hasta Esquina.

   “Estamos proyectando nuestros cuatro puertos, somos la puerta de entrada a la navegación del Paraguay, por lo que tiene que ser una vía eficiente para nuestra región, apuntando a la exportación de nuestra materia prima, que sea receptora de comercio y también, una vía de desarrollo para toda la región”. sostuvo un par de meses antes del reciente acuerdo por la Hidrovía.

Puerto de Formosa

Vista del puerto de Formosa, sobre el río Paraguay.

Formosa

   Es la provincia que menos planteos ha realizado, al menos en público, y todo parece indicar que los máximos requerimientos tendrían que ver con asegurarse los 10 pies de calado y obras de acceso al puerto.

Puerto de Posadas, Misiones

Los puertos de Posadas (foto) y Santa Ana dependen del gobierno de Misiones.

Misiones

   La provincia de la tierra colorada es otra de las que con participar del nuevo ente y con lograr el mantenimiento del río se dará por satisfecha.

     Al menos en tal sentido se manifestaron el gobernador Oscar Herrera Ahuad y su ministro de Industrial, Luis Lichowski, aunque diversos actores ligados con la Hidrovía dicen que son necesarios equipos, una grúa usada o al menos alquilada, una base en Montevideo para envíos transoceánicos, un depósito de contenedores y la reactivación de astilleros provinciales.

   Cabe recordar que el puerto de Posadas, al igual que el de Santa Ana, será administrado por la provincia y se trabaja para equipar a la nueva terminal, luego de que no prosperara el proceso de licitación para ponerla en manos privadas.

   Según Lichowski, las acciones provinciales comenzaron con la  búsqueda de una grúa que permita cargar y descargar los buques, distintos equipos para el movimiento interno de contenedores y productos y un escáner para cumplir con lo exigido por la Dirección General de Aduanas.

   “Antes Misiones estaba excluida de la hidrovía, que llegaba hasta Corrientes y seguía al norte por el río Paraguay. La decisión de incorporar a Misiones es un reclamo del gobernador Herrera Ahuad que permitirá que la provincia se siente en la mesa de la hidrovía y para negociar y pedir el mantenimiento de su tramo del río”, puntualizó el funcionario.